miércoles, 29 de septiembre de 2010

Comienza el curso... de cocina



De entre las numerosas escuelas, Valencia Club de Cocina es una de las más jóvenes. En su oferta se encuentra un curso de iniciación en diez sesiones (270 euros), otro de cocina avanzada (ocho sesiones, 260 euros) y algunos de especialización como el de cocina japonesa (dos clases, 80 euros) con el chef japonés Toshiwaka. Una de las ventajas es que sus clases son prácticas, por lo que los alumnos participan en la preparación de los platos y, al final, tienen la oportunidad de probarlos.

Por las clases del Club de Cocina pasan un gran número de universitarios. Algunos son «erasmus» que acuden al reclamo del curso «sangriapaella» para conocer los platos estrella de la cocina española. Otros, profesores y alumnos que buscan cursos prácticos como el de «tuppers» sanos para la oficina (tres sesiones, 90 euros) o el de tapas.



La Escuela de cocina Eneldo es la decana en ofrecer cursos de cocina a particulares en la ciudad. Desde hace quince años, uno de los más solicitados es el iniciación, que en doce sesiones semanales (330 euros) explica todas las técnicas básicas, siempre aplicadas a diferentes recetas. Las clases son magistrales, aunque existe la opción de que los alumnos puedan practicar con los profesores fuera del horario.

También ofrece cursos monográficos como los dedicados a los arroces o a las cocinas italiana o francesa (una sesión, 35 euros). Ambas escuelas ofertan también cursos para niños, como el que la próxima semana realizará Eneldo, para enseñar a los pequeños a realizar las figuritas de Sant Dionís.



Diferente es la experiencia que propone Bernd Knöller, chef del restaurante Riff . Algunos sábados al año ofrece un completo curso de cocina en el propio restaurante, en el que presenta algunas de sus creaciones. La actividad comienza a las 10 de la mañana en torno a un apetitoso desayuno en el que se explican las recetas. Después se pasa a la cocina del restaurante, en donde Bernd va preparando los platos a la par que explica sus trucos de una forma sencilla y clara.

Sobre las 13 horas se hace una pausa para tomar un aperitivo. Aunque los alumnos no cocinan directamente los platos, sí que tienen la oportunidad de degustarlos en la comida que se sirve poco después en el restaurante, acompañados por unos vinos seleccionados para la ocasión por la sumiller del Riff. La intensa jornada gastronómica finaliza tras el café y los dulces. Su precio, con todo incluido, es de 115 euros.



La amplia oferta se completa con otras iniciativas como las del chef José Luis García Mascaraque, que durante años fue jefe de cocina del hotel Ritz en Madrid. Aparte de su propia escuela, en la que imparte clases sobre diferentes tipos de pan, postres o entrantes de vanguardia, también ofrece la posibilidad de realizar cursos a medida, para grupos de amigos o empresas. La ventaja es que son totalmente participativos y el alumno cocina, desde el inicio, todos los platos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada